Los peces son amigos, no comida.

El título de este artículo corresponde a un grupo de tiburones de la película “Buscando a Nemo” que usan esta singular expresión como lema de vida pues quieren ser vegetarianos. En la película se cuenta la historia de un pez payaso que, al amparo de la protección que le brindan los tentáculos urticantes de las anémonas, teme por los peligros que existen en el Océano. Temor que debe enfrentar para ir la búsqueda de su hijo, quien fue capturado para ser usado como pez de acuario.

Los peces son amigos, no comida. Esta frase muestra de forma simple dos visiones del valor que tienen los peces para el hombre: peces para alimentación y peces ornamentales. Asociada a cada una de ellas se han desarrollado múltiples empresas y negocios que entregan productos y servicios a la sociedad.

Por ejemplo, la acuicultura de salmones en Chile genera un valor por exportaciones cercano a los US $3.000 millones de dólares al año, satisfaciendo necesidades de alimentación en más de 100 países alrededor del mundo. De manera similar, la industria mundial detrás del cultivo de peces ornamentales mueve cerca de US$1.500 millones de dólares anuales, cubriendo requerimientos tan variados como la educación, la cultura o la entretención.

 Una tercera visión que se ha instalado con fuerza a nivel mundial, es la valoración de los peces y de otros organismos marinos como recursos genéticos. Por el uso potencial que el hombre puede hacer de ellos en ámbitos tan variados como la farmacología y la salud humana, la industria de los alimentos y los cosméticos, pero también en nuevos campos como la toxicología, la biorremediación o la producción de biocombustibles.

Pensemos en la capacidad del pez payaso de resistir la picadura de los tentáculos de las anemonas. ¿Será posible usar esta capacidad para desarrollar productos de utilidad para el hombre?, ¿alguien estará trabajando en ello actualmente en Chile? Hoy la respuesta a estas dos preguntas podrían ser afirmativas, porque Chile tiene instalada una base científica, tecnológica y de innovación que le permitiría desarrollar este producto u otras aplicaciones de biotecnología a nivel comercial.

Revisa el artículo completo aquí: Diario estrategía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s